Como enseñar a un perro su nombre

por | 28/08/2016

¿Por qué es importante?

En el entrenamiento canino hay 3 elementos que conforman lo que llamamos Base de Adiestramiento, son aquellos elementos a enseñar al perro, necesarios para el resto del plan de entrenamiento.

Estos son:

  1. Nombre
  2. Premio
  3. Corrección

¿Por qué es la base? Porque con el nombre queremos que el perro voltee hacia nosotros para luego decirle la orden. Por ejemplo, para mandar a Fifí a sentarse, decimos:

Fifí, Sit

El perro entiende por asociación durante el entrenamiento:

Fifí voltea- Fifí siéntate

Todas las órdenes van unidas al nombre del perro, de forma que él voltea hacia nosotros, y teniendo su atención, le damos la orden, y el la obedece.

¿Cómo se lo enseñamos?

El nombre debe significar “Voltea a verme“, ahora bien, ¿cómo lo hacemos? Sencillamente asociamos un premio al acto de vernos.

Al principio comenzamos a dar premios. Este puede ser una golosina o un juguete, luego de hacerlo varias veces, comenzamos a decir su nombre, pero nos ponemos el premio frente a la cara, y premiamos. Lo hacemos en una sesión.

En la siguiente iniciamos donde terminamos, decimos nombre, poniendo el premio frente a la cara y premiamos. Pero poco a poco vamos repitiendo y alejando el premio de la cara cada vez mas, y esperamos… El perro, acostumbrado a recibir el premio va en algún momento a vernos, en ese momento decimos su nombre y premiamos.

En siguientes sesiones colocamos más tiempo entre el nombre y la premiación, y lo practicamos en lugares distintos.

Uso errado del nombre del perro

El nombre nunca debe ser para regañar, solo debe ser para indicar que algo bueno va a suceder. Si usamos el nombre para regañar siempre, lo va a asociar con cosas malas, y ante eso puede huir, ignorarnos o tener otras conductas no deseadas, cuando decimos su nombre.

El nombre no debe ser utilizado para que el perro venga a nosotros. Para eso usamos la orden “Ven”. Si no confundimos al perro, el pudiera pensar: “¿Quiere que lo vea o quiere que vaya donde el?”

Recuerde, nombre, algo positivo, un alimento o un juguete, nunca un regaño, castigo o algo negativo.

Elección del Nombre

De cada palabra que le decimos al perro, se ha descubierto que él asocia las últimas dos sílabas, por ello casi siempre se entrena con palabras en inglés: Sit, down, Stay, todas suenan claramente distintas. En español debemos tener cuidado porque Sentado puede para el perro sonar igual a Echado, Parado, etc. De vuelta al nombre. Si le llamamos Estocolmo, el va a responder igual a Colmo que a Estocolmo.

Cosas a considerar con el nombre:

  • Claro y corto
  • No se confunda con otras cosas que comúnmente decimos
  • No suene a regaño

Disfruten a sus perros

Jean

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *