Tabúes del adiestramiento canino que debes romper hoy

por | 07/02/2017

Durante estos años como profesional del adiestramiento canino he respondido una y otra vez ciertas preguntas que resultan ser tabúes.

Entre ellos están el de que los entrenadores le pegan a los perros, mi perro solo me hace caso cuando tengo un premio en la mano y mas…

El Adiestramiento Canino

Puede ser definido como las técnicas utilizadas para enseñarle algo nuevo a un perro.

Hoy día tenemos muchas técnicas: negativas, positivas, balanceadas, cognitivo emocional, instintivismo y muchos mas.

Al mismo tiempo hay mitos que considero necesarios romper hoy mismo, para poder avanzar. Aquí mi lista:

1) Los entrenadores le pegan a los perros

La principal razón por la que las personas evitan el adiestramiento canino es porque piensan que el entrenador va a maltratar a su mascota.

Y es que en el pasado la mayoría de los entrenadores utilizaban técnicas que necesitaban del uso de la fuerza y de los castigos para conseguir las conductas deseadas en el perro.

La buena noticia es que hoy día existen otras técnicas y tendencias donde los castigos son mínimos o inexistentes. Son sustituidas por otras que hacen uso de la motivación para lograr los mismos resultados.

No les voy a mentir, hay perros o situaciones donde el castigo o las consecuencias negativas son necesarias. Por ejemplo cuando le enseñamos a un perro a evitar comer comida envenenada.

Hay momentos donde el castigo es necesario para que la conducta sea evitada. Lo bueno es que no es para todas las conductas, o en todos los perros.

2) A todos los perros les gustan las galletas

Los perros tienen varios tipos de motivaciones, normalmente juguetes, alimento o cariño.

No a todos los perros les gustan las galletas, por lo tanto no son útiles en el adiestramiento canino. A los que si les gustan, puede que no lo prefieran a otras cosas, como perseguir un gato, comer de la basura o ladrar a los que pasan por su ventana.

Las galletas para perro tienen la contra parte de que son limitadas, los perros se llegan a cansar de ellas. Mantener el entrenamiento corto y variados los premios resuelve el problema.

3) Mi perro solo cumple las órdenes cuando tengo un premio en la mano (por lo tanto es imposible adiestrarlo)

Lo has intentado, has preguntado a tus amigas, te has puesto a practicar, visto vídeos en Youtube. Le has enseñado a tu perro a sentarse, dar la plata o echarse. Pero la mascota solo lo hace cuando sabe que tienes un premio en la mano.

Esa conducta no significa  que él no pueda mejorar. Todo lo contrario. Primero te felicito por intentarlo, pero aquí es donde entra la experiencia y el conocimiento.

Esto lo resolvemos alternando el momento, la frecuencia y el modo de premiación. Tienes que saber como aprende el perro, para que obedezca en todos lados, hay que entrenar en todos lados.

Comienza cambiando las horas y los sitios de entrenamiento. Al principio premia todas las conductas, al día siguiente 1 de 2 órdenes, luego 1 de 3 y así vas aumentando.

Al principio el perro sabe que por cada conducta va a ser premiado, pero luego aprende que debe obedecer varias veces para poder ser premiado.

Un ultimo tip es tener premios en varios lados de la casa, en los bolsillos, y darlos en momentos inesperados. Mantén a tu perro motivado, pendiente de ti y obediente, siguiendo esos tips.

4) El adiestramiento canino debe iniciar luego de los seis meses o el año

Una cosa es adiestramiento y otra educación. Desafortunadamente, en nuestra cultura a todo le decimos entrenamiento, tal vez porque en inglés existe solo una expresión: “dog training”.

El entrenamiento canino es enseñarle cosas que naturalmente el no haría, como sentarse, venir al llamado o echarse a la orden.

La educación canina es enseñarle las normas socialmente aceptadas. Aquí entra el orinar fuera de casa, no morder las cosas o las personas, no saltar sobre la gente, entre otros.

Entonces, lo que respondo a este mito es que el perro debe ser educado apenas pasa por la puerta de la casa (o antes). El entrenamiento puede comenzar en cualquier momento de la vida.

Cuando el entrenador le dice que el perro debe tener un año o mas de seis meses de edad es por que el sabe que los cachorros tienen un tiempo de concentración menor al de los adultos, por lo tanto las sesiones deben ser de 5 minutos, y el debe cobrarle normalmente por una hora…

Mira este video donde hablo mas al respecto.

5) Yo adiestro a mi perro golpeando con un periódico enrollado en la mano

Los resultados son tan diversos como personalidades caninas existan. Lo malo es que aprendemos a entrenar al perro por miedo cuando, con un poco de conocimiento, pudiéramos hacerlo con motivación.

Ustedes pueden aprender a multiplicar, tanto como si le amenazan con golpearlos con un correa como si lo premiaran con su comida favorita. La diferencia esta en que asociará las matemáticas con algo que no le gusta, evitando querer aprender mas en el futuro.

¿Que otros mitos del adiestramiento canino conoces?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *