Perro como mascota, por qué algunos no deberían tenerlos

por | 20/01/2017

Mascotas, no son recetas iguales para todos. Aquí explicamos por qué.

¿En cuales casos una persona no debería tener un perro?

En esta profesión, la de Entrenamiento de Perro, uno se encuentra con muchas cosas en la vida, y creo que no hay un entrenador que se canse de los perros, pero si de la gente que los cuida.

El título de esta publicación es realmente es una frase derivada de aquella que dice:  “Algunas personas no deberían tener niños”  de algún muy famoso cuyo nombre no recuerdo.

Los que son muy duros con el perro

Una vez tuve un cliente, uno con mucho dinero, que durante la evaluación me dijo:

Quiero que mi perro sea como una estatua, que si lo mando a quedarse quieto, se quede quieto hasta que le diga

Yo le respondí que eso llevaría muchísimo trabajo, pero que debía recordar que también es un ser vivo, que debe vivir y respirar igual que nosotros. Esto me lo decía mientras su hijo de 8 años no paraba de saltar por todos lados y hacer travesuras, sin hacer caso de las llamadas de atención de sus padres para que se quedara quieto.

Si no era posible que él mantuviera quieto a su niño ¿lo iba a poder hacer con su cachorro?

Debo decir que iba a aceptar el reto, pero no sin un acuerdo de al menos un año de entrenamiento, porque eso era lo mínimo que el dueño  (no el cachorro) iba a necesitar para cambiar su forma de pensar con respecto a los perros.

Los que son muy suaves con el perro

En otro caso tuvimos un cliente que tenía dos Mastines, estos dos machos se mataban uno al otro de vez en cuando, haciendo que la convivencia con ellos fuese  la peor experiencia de un dueño de perros. Era una lucha de poder entre ambos, orinaban y defecaban en cada espacio del apartamento de la dueña, ella, frustrada y asustada, se resguardaba en su habitación y no salía nunca.

Era una relación tensa y peligrosa. Mas de una vez la persona resultó herida por mordidas de sus propios perros. Debo indicar que esto es muy peligroso, porque en algún momentos ambos perros pueden dirigirse hacia la persona y atacarla, la ven como un ser a dominar, alguien que está por debajo de ellos,  ya no como un dueño, líder o cuidador.

La persona no tenía tiempo para pasear a sus perros, ejercitarlos o permitirles drenar su energía contenida en las 4 paredes del apartamento. Este caso no era fácil, ni el mejor entrenamiento del mundo puede lograr que los perros mejoren sino mantienes una rutina con actividades que el perro necesita.

¿Qué es lo mas difícil que un Entrenador te puede decir?

Mi recomendación, dura y sincera, era que debía dar en adopción a los perros, o al menos de uno de ellos, sino podían matarse entre sí, matarla a ella, o a otro inocente, perro o persona. No era fácil, porque l mayor de ellos le había ayudado a superar momentos difíciles en su juventud, y no estaba dispuesta a separarse de él ni del otro.

Un par de semanas luego me llama desesperada, efectivamente sucedió lo inevitable, los perros se volvieron a pelear, la peor pelea de sus vidas. Afortunadamente no pasó de necesitar 20 puntos en e cuello el menor de ellos, y el mayor de perder media oreja. Pero el evento fue un punto de no retorno para hacer algo por la seguridad de todos.

Logramos conseguir que un familiar adoptara al Mastín mas joven, quien se mudaría a una finca, tendría espacio, cuidados, y lo mas importante: un trabajo!

De allí en adelante todo fue cuesta abajo, trabajamos en la persona y el Mastín mayor, con unas cuantas clases la persona pudo dominarlo, y así evitar cualquier accidente en la calle, o en su casa.

¿Quiénes no deberían tener perro?

Ciertamente considero que muchos no deberían tener perros, no hasta ser conscientes de lo que hace falta para ello. Hoy día no recomiendo tener o mantener un perro si:

  • No tienen tiempo para dedicarle.
  • Si no conocen sus necesidades y no quieren aprenderlas, por pereza.
  • Si no le dan un trabajo al perro. Un trabajo puede ser pasearlo a usted, cuidarle o acompañarle. Si es un trabajo donde utilice al máximo sus capacidades, como rescate, terapia o protección, mejor todavía.

No es cuestión de dinero

Debo decir que el dinero no es problema, he visto a indigentes alimentar mejor a sus perros, compartiendo su propia comida, que los que están en casa y les dan alimento seco de la peor calidad.

He atendido clientes en regiones pobres del continente, y nunca ha sido impedimento para atenderlos, pagan con mucho orgullo el mismo servicio de entrenamiento que recibiría un millonario; y si es necesario, como a veces ha pasado, el servicio ha sido gratis con tal y le den una mejor vida al perro. Esos se han incluso convertido en mis mejores clientes, defensores y publicistas.

Luego de tantos años en esto te das cuenta que es mejor perder un cliente a que contribuir con un mal dueño, quien luego es hasta capaz de echarte la culpa a ti.

Definitivamente pienso que hay gente que no debería tener perros, a menos que esté dispuesto a hacer algunos cambios y mejoras en su vida.

¿En que otras ocasiones una persona no debería considerar tener un perro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *