Juego con Perros: 5 pasos para enseñar a un perro a buscar cosas

por | 29/09/2016

¿Por qué jugar con mi perro?

Uno de los principales problemas con los que se enfrentan nuestras mascotas es poseer cualidades para trabajos que ya no realizan. Los juegos permiten a los perros satisfacer sus instintos mas básicos.

Esto trae como consecuencia que nuestras mascotas sufran de depresión, ansiedad, agresión, hiperexcitación, terminando a veces en conductas destructivas y problemáticas.

Entre las cosas que podemos hacer para calmar esos estados, dejando por fuera las medicinas, están:

  • Paseos largos, de mas de una hora
  • Deportes caninos, como Agilidad, Freesbee, etc.
  • Llevarlo a trabajar con nosotros
  • Interacción: entrenamiento, juegos y actividades  con ellos

En muchos casos los dueños de mascotas solo pueden hacer una u otra cosa, pero no todas. Ideal es mantener al perro ocupado, de esa manera se comportará mejor.

Juegos de olfato

Vamos a enfocarnos en una actividad que entra en el renglón de Interacción: Juegos de olfato. Esto lo pueden practicar todo tipo de perros, grandes o pequeños, lo importante es conocer que es lo que mas le motiva.

Este tipo de juego tiene muchas variantes que trataremos en otras publicaciones, le podemos, con juegos, enseñar a buscar:

  1. Golosinas
  2. Olores específicos y olores variables
  3. Personas en general
  4. Persona en específico
  5. Animales, como los perros que rastrean a otras mascotas.

Pasos para iniciar el entrenamiento en búsqueda de olores

En nuestra publicación de hoy hablaremos sobre el discernimiento de olores con marcación activa.  Al principio del juego le develaremos al perro cual es el olor que debe encontrar, y es premiado al conseguir ese olor específico; no debe detenerse en olores de juegos anteriores, sino concentrarse en el actual. Es la forma más divertida y entretenida que permite gastarle al perro más energía y que requiere de su mayor concentración.

¿Recuerdan las películas en donde a los sabuesos se les da a oler una prenda de ropa de una persona para que la rastreen?

Es exactamente lo que vamos a hacer.

Paso 1: Preparativos para los juegos

  1. Vamos a necesitar 3 cajas idénticas, todas deben tener una abertura superior.
  2. Debemos elegir el premio que le guste mas a tu perro, escoge entre: una treat, una pelota, un juguete para jalar u otro que consideres (haz clic en las opciones para que veas mis recomendaciones) .
  3. Tu perro debe obedecer al menos la orden para sentarse o cualquiera otra de contención como quedarse quieto o echarse.
  4. Es ideal que otra persona nos ayude, para que lo sujete de la correa y evitemos se nos adelante o haga trampa al principio.

Llevamos al perro con correa a la sala de la casa, debe ser un sitio mas o menos amplio pero sin distracciones. Al llegar debe estar allí solo una de las 3 cajas antes mencionadas.

Paso 2: La primera vez

Le vamos a enseñar al perro una rutina, cada vez que la comencemos le estamos indicando al perro que pasó de ser la mascota consentida, a ser ahora el gran y feroz sabueso. Para ello, estando el perro sujeto con su correa, seguimos este orden:

  1. Mandamos a sentar
  2. Levantamos en alto nuestra mano, cualquiera, pero siempre la misma y decimos fuertemente “Alerta”, esto pensando en que no es una palabra comúnmente usada por ustedes claro.
  3. Le mostramos el premio y seguidamente se lo pasamos cerca de la nariz, para que identifique y se memorice el olor, tengamos cuidado de que no “robe” el premio.
  4. Llevamos el premio (el perro se debe quedar en el mismo sitio) hasta el sitio donde está la caja y lo lanzamos dentro con un movimiento de la mano que sea de un lado al otro. Cuando lo lanzamos, le decimos con energía “Búscalo”, esa es la señal para que nuestro ayudante, el que sujeta al perro, lo traiga inmediatamente con todo y correa.
  5. Si escogimos el premio ideal, el perro irá corriendo a buscarlo, teniendo entonces que meter la cabeza en la caja. Si es un juguete, dejamos que lo tome y jugamos con él un rato. En caso de golosina, es ideal que tengamos otra idéntica en nuestra mano, oculta, y se la demos inmediatamente meta la cabeza en la caja, esto para evitar que la dañe. Hagamos una gran celebración cuando el perro lo logre.

Lo más probable es que al principio el perro no logre entender lo que debe hacer, o que no logre encontrarlo aunque está allí cerca. Solo la constancia y repetición va lograr el éxito.

Este ejercicio lo repetimos 3 veces como máximo, luego a jugar o hacer otra cosa, y guardamos la caja.

Repetiremos el mismo ejercicio una vez por día, entre 3 y 5 repeticiones.

Paso 3: Aumentando la dificultad de los juegos

Luego de  que el perro entiende la rutina, podemos comenzar a ponerlo más difícil. Normalmente al tercer día o apenas muestre señal de aburrimiento porque le es muy fácil encontrarlo.

Aumento de cajas

Colocamos en línea recta las 3 cajas.

En el paso 4 llevamos el premio y hacemos como que vamos a meterlo en una de las 3 cajas, una por una, de forma que el perro no va a saber en cual está el premio. En una de esas cajas soltamos el premio.

El paso 5 lo hacemos guiando con la correa al perro a  cada una de las cajas. Hasta conseguir el premio.

En las siguientes sesiones colocamos el premio en una caja distinta, y así hasta completar todas las cajas. De esta manera aprenderá a que debe buscar en todos lados.

Sin cajas

Luego de que el perro tiene dominada las cajas, podemos esconder el premio en sitios más difíciles, oscuros o fuera de su vista. Comenzamos con sitios muy sencillos, como en el piso de la habitación de al lado. Luego le hacemos los juegos mas difícil, pero no tanto como para que se frustre, ni tan fácil como para que se aburra.

La orden de mano

En el paso 4 describimos la orden “Búscalo” que va junto a un gesto de mano con el que lanzamos el premio en la caja.

Lo que hacemos luego es que le seguimos dando la orden de voz, pero la orden de mano ya no la hacemos, y tampoco lanzamos el premio, solo hacemos el gesto. Si lo practicamos lo suficiente, el gesto ya le indicará que debe buscar y que usted lo ha lanzado por esa area.

El gesto entonces ya no lo hace sobre el premio, sino en un área donde se encuentra el premio, por ejemplo, puede señalar dentro de una habitación pequeña, o dentro del closet, o debajo de una cama. Áreas pequeñas al principio, de forma que con la nariz deba encontrarlo.

Paso 4: Cambiando olores en los juegos

Al principio usamos su juguete como olor. Un día le cambiamos ese olor por otra cosa. Recomiendo los envases vacíos de condimentos, o los empaques de jabón de tocador.

Aplicamos los mismos pasos, pero previamente tenemos escondido en nuestro bolsillo trasero del pantalón o debajo de nuestra axila, el juguete.

Cuando el perro encuentre el olor, soltamos el juguete a cierta distancia, sorpresivamente.

Ideal es tener dos muestras de olor para los juegos, uno en la mano y el otro en el sitio que elijamos. Si no es así entonces mostramos el olor al perro, lo dejamos sentado y caminamos a esconderlo. Al estar listo, volvemos y le damos la orden de buscar, señalando el área en donde se encuentra.

Paso 5:  Recomendaciones finales

  • Jugar como máximo 5 veces seguidas, porque podemos aburrir al perro, es bueno dejarlo con ganas para la próxima vez.
  • Guardar las cajas luego de cada sesión
  • Guardar los juguetes que mas le gustan por varios días, cuando aparezcan tienen un mejor efecto en él.
  • Practique primero en la sala, luego en toda la casa, luego el jardín, y luego al parque.

Con esto su perro lo adorará, mejorará la jerarquía, gastará energía y se sentirá útil. Y todo esto con juegos divertidos.

Gracias por preocuparse por la salud de su perro.

¿Preguntas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *