Hacer sus necesidades en casa

por | 28/08/2016

Una de las razones por las que más personas escriben y llaman a AsesorCanino.com es el tema del “Control de Esfínteres”, hábitos de higiene (si, pipí y heces). Aunque ese título suene mas a algo medico-veterinario, es la forma como popularmente se conoce al hecho de lograr que nuestros perros puedan evacuar y orinar en los sitios que deseamos.

Esto es un elemento que muchos primeros dueños no toman en cuenta a la hora de adquirir un perrito. Sin embargo no pasa una hora cuando notan que es algo que deben aprender a enseñarle.

Y es que para un perro orinar y defecar es algo normal, igual que para nosotros ¿no? Y yo digo: si somos seres pensantes e inteligentes, y tardamos en aprender a hacer nuestras necesidades en el WC, cuanto no le costará por igual al perro?

Y salvando las distancias para no llegar a la humanización de nuestras mascotas, los perros aprenden muchas veces como nosotros, por ensayo y error.

En este artículo describo los pasos y tips sobre cómo lograr pasar este escollo lo más rápido y tranquilamente posible.

¿Que necesito para que mi perro haga sus necesidades donde quiero?

  1. Paciencia: Lo primero que debe tener es paciencia. Pensar que va a necesitar al menos 3 meses para ver resultados (normalmente es menos si se hace bien), para de esa forma evitar estar estresados cada vez que vemos que va a hacer o ya hizo lo suyo.
  2. Calma: Cualquier situación que estresa al perro, y lo relaciona con sus heces u orine, hará que él no entienda bien lo que sucede, y se generen conductas no deseadas.
  3. Lugar designado: Debe conocer de antemano que lugar esta designado para hacer sus necesidades en casa. Este sitio no tiene nada en particular más que la elección del dueño, lo ideal es que no esté cerca de su comida o sitio para dormir, sea fácil de llegar al perro y ventilado para que no nos incomode el olor.
  4. Papel periódico, Pads o cualquier otro elemento para absorber la orina.
  5. Limpiadores: se recomienda vinagre, Baking Soda (Bicarbonato de Sodio) y cualquier desinfectante o limpiador.

¡Deje el papel periódico en el suelo!

Muy conocida es la técnica de enrollar un periódico, llevar al culpable (normalmente se piensa que es el perro) al sitio donde puso sus necesidades, pegarle la nariz a la ornia (Oughh)  y golpear al suelo. Este método, a veces es efectivo pero por las razones que la gente menos piensa.

Razones por las cuales no se debe usar esta técnica:

  1. El perro hace la relación sobre las cosas al momento de hacerlas, no antes ni después. Nosotros los humanos, al poder colocarle nombres a las cosas y situaciones, si podemos conectar los puntos con cosas que sucedieron en el pasado. Pero el perro no. El vino, hizo sus necesidades y nada pasó. Medio hora después usted ve la gracia y lo castiga. El perro no entiende, porque no aprende igual que nosotros. Lo ideal es corregir al segundo, o segundo y medio luego de que cometió “la falta” (esto aplica para cualquier cosa que queramos corregir)
  2. Dependiendo de la naturaleza del perro, si éste tiene niveles agresividad o instinto a la defensa altos, puede generar eso: agresividad y/o elevar el instinto a la defensa, por lo que responderá mordiendo, ladrando o atacando… Uhmmm.
  3. El perro asociará que a usted no le gusta ver el charco de orine o las heces, o que algo malo sucede cuando están en cierto sitio, con usted y un periódico o algo en la mano, por lo que puede llegar a:
    1. esconderlas (si es que puede),
    2. comérselas (ups),
    3. huir inmediatamente (la gente lo confunde con sentimiento de culpa),
    4. o hacerlo cuando usted no está.

 

Pasos para lograr lo deseado

  1. Prepare el sitio destinado a orinar, coloque la mayor cantidad de papel disponible, si es posible destinar una habitación para ello.
  2. Si tiene una habitación disponible solo para el perro, rellene todo el piso con papel periódico o con pads, colóquelo allí y déjelo solo, quédese cerca para que escuche si comienza morder o jugar con el papel o el Pad. Cada cinco minutos regrese a la habitación para ver si hubo éxito. Si llora para que lo saquen, no sucumba, o le enseñará que si lo hace logra lo que quiere. Recomiendo colocarlo luego de tomar agua y comer, hay mayores posibilidades.
  3. Una vez que haga sus necesidades lo saca (sin decir nada) y hace que continúe su día normal. Si da la casualidad que usted ve cuando el perrito hace sus necesidades, espere a que las haga, no lo vea (o sea, véalo de reojo), y cuando termine (recuerde entre un segundo y un segundo y medio) felicítelo, dele cariño o un premio como su juguete favorito o comida.
  4. Si no tiene una habitación debe entonces jugar a la cacería. Cuando haya hecho sus necesidades en el piso (no en el papel o pad), no lo vea directamente, humedezca un papel, algodón o punta de un pad con la orina, colóquelo en el sitio que desea que haga lo suyo (preferiblemente debajo de otros papeles para que lo huela y no lo vea), el olor le da una pista al perro de que allí si puede hacer.
  5. El sitio anterior donde hizo sus necesidades (en el piso) lo debe limpiar todo, recomiendo usar Bicarbonato de Sodio (Baking Soda) y luego rociar vinagre en la zona (desagradable para una súper nariz canina) y si es una tela o mueble colóquele bicarbonato de sodio en polvo. Esto permite que cuando el perrito busque de nuevo su sitio “seguro” para hacer sus necesidades no lo consiga, y termine encontrándose con el que usted le preparó.
  6. Cuando vea que el perrito vuelva al lugar antes mencionado, con la nariz pegada al piso, totalmente concentrado y empiece a dar vueltas, ¡Es el momento para agarrarlo !(sin estrés) gentilmente por la barriguita sin voltearlo, y llevarlo al sitio aprobado por usted.
  7. Allí lo suelta y deje que huela. Lo más probable es que le haya cortado la inspiración, por lo que si pasan 5 minutos y no hace nada, deje que se vaya y repita el punto “6”.
  8. Luego de varias veces él seguramente hará en el sitio deseado, aquí siga el procedimiento para premiarlo luego del éxito. No debe descuidarse

¿Cada cuánto tiempo debo llevarlo para que haga?

La regla de Oro:

Sume a la cantidad de meses que tiene el perro un “1” y esa es la cantidad de horas que puede naturalmente aguantar.

Entonces si su perro tiene 3 meses, entonces el puede que vuelva a hacer de nuevo en entre 3 y 4 horas. Eso es muy fiable con la orina. con las heces, la misma cantidad de comidas es igual a la misma cantidad de veces que hace. Si hace mas veces, está probablemente comiendo mas de lo que debe.

Igual si el perro tiene una fuente de agua, va a orinar mucho mas a menudo ¡Quitesela! Coloque un par de tazas de agua junto con cada comida y otro par luego de cada paseo. Hay que considerar variaciones si el perro vive en un patio, el clima y el sol directo. La lengua es nuestro mejor indicativo de si nuestro perro está deshidratado o no. El veterinario es el que mejor le puede orientar, sin embargo use el sentido común.

Cuando el perro haga, recuerde no decir nada, ni hacer nada brusco, para evitar que el perro adquiera conductas de huida, agresión o miedo. Tenga paciencia y calma en todo momento. Frustrarse, molestarse o pegarle le traerá más problemas a usted en el futuro. Así que siga estas sugerencias, y seguramente le irá muy bien.

¿Preguntas?

4 pensamientos en “Hacer sus necesidades en casa

  1. Mayrim Paredes

    Hola buen día, en efecto este problema lo sufrimos muchos dueños de perro. En mi caso mi perrito Dobby tiene dos años ya y recientemente nos mudamos de casa, yo nunca en estos dos años que tengo con él, lo he visto en el momento que hace sus necesidades, quizá por haber cometido alguno de los errores que Ud. comenta. actualmente, se hace en cualquier parte de la casa a pesar de que tambien usa el periodico que le colocamos en el piso, pero sufrimos cuando toma los muebles por servicio sanitario, incluso ha llegado a orinar en las camas en momentos de descuido que dejamos la puerta abierta!!! de que manera puedo controlar y enseñarlo ya que no veo cuando hace sus necesidades?? agradezco toda la ayuda que me puedan brindar.

    Responder
    1. AsesorCanino.com

      Saludos, cada caso es único y es muy recomendable hacer una evaluación para cada perro. Por encima puedo ver dos cosas, primero que es macho, eso, sumado a lo que me envió por correo, indica totalmente una posición de macho dominante. Segundo, falta de jerarquizaciòn. El se siente el jefe y hace todo lo posible por demostrárselo a ustedes. Este caso, por la distancia, lo podemos manejar por video llamada. Exitos!

      Responder
  2. kiumader marin

    Hola que tal, yo tengo 2 perritos machos poodle, uno se llama coffe tiene 2 años y el otro jhery tiene 1 aÑo y es hijo de coffe, mi problema es que el mayor hace sus necesidades en periodicos pero cuando le provoca se hace en los muebles y le enseño eso mismo a el perro mas pequeño ahora amboss se hacen piss y defecan en las camas y en los muebles no encuentro la manera de corregirlos, no los veo cuando hacen esto, y no se como ayudarlos a corregir esa conducta, de verdad me tiene muy mal y yo los adoroo pero es muy desagradable esta situacion. Que puedo hacer??

    Responder
    1. AsesorCanino.com

      Saludos! Su caso es realmente extremo, no me puedo ni imaginar la rabia que se debe sentir cada vez que eso pasa. Ahora bien, identifico dos cosas, una es que los perros lo hacen cuando nos son vistos, por lo que significa que saben que si los ven los van a regañar, probablemente luego de hacerlo corren y se esconden, esperando el peor regaño del mundo, el cual es merecido, pero ellos no lo estan entendiendo totalmente. Lo segundo es que no sabe como corregirlos, y es lo primero que hay que aprender, junto con el premio y el nombre, los 3 combinados forman la base de adiestramiento. Mi recomendacion seria aislar por unos dias a los perritos (si,aislarlos), durante el aislamiento limpiamos toda la casa, buscando eliminar restos de orine. Durante el aislamiento sacamos los perritos para comer, hacer ejercicio por una hora, practicar comandos de adiestramiento, para hacer sus necesidades y para jugar. Todo esto supervisado, de forma que se vuelva una nueva costumbre, eliminar la costumbre anterior. Premiar cada vez que haga sus necesidades. Y tener paciencia. En la medida que los perritos lo hagan bien, ir aumentando el tiempo que pasan fuera. Esa nuestra recomendacion, eso es lo que hariamos en la escuela. Estamos a la orden.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *